FAQ. Preguntas frecuentes sobre la Ley de segunda oportunidad 2020

Vamos a intentar responder a las preguntas frecuentes sobre la Ley de Segunda Oportunidad (FAQ). Actualizado 2020.

¿Qué es la Ley de segunda oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad es el único mecanismo legal que permite a personas físicas librarse de sus deudas. Permitiendo superar situaciones de insolvencia, mediante un acuerdo extrajudicial con los acreedores, o una cancelación del todas las deudas mediante un proceso concursal en el Juzgado, que nos permita empezar de nuevo sin deudas.

¿Quién puede acogerse a la ley de la segunda oportunidad?

Pueden solicitar la Ley de segunda oportunidad todas aquellas personas físicas y autónomos que están en una situación de sobreendeudamiento o insolvencia y no puedan pagar las deudas.

¿Qué dice la Ley de segunda oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad se aprobó en el 2015, y su objetivo es de tratar de dar una solución a personas en situación de insolvencia, para poder empezar de nuevo. Poco a poco se va conociendo, y es una buena solución si tienes deudas de tarjetas y préstamos o si eres autónomos y no puedes pagar a tus acreedores, bancos, Hacienda y Seguridad Social.

¿Cuándo una persona está en situación de insolvencia?

Una persona podrá declararse insolvente cuando no pueda pagar las obligaciones o cuotas mensuales con sus acreedores o bancos, o cuando hay recibido una demanda de ejecución o monitorio reclamando el pago de una deuda. La declaración de insolvencia se refleja en la solicitud de la Ley de segunda oportunidad.

Requisitos para acceder a la Ley de la Segunda Oportunidad

  1. Deudas inferiores a 5 millones de euros.
  2. No tener patrimonio o liquidarlo durante el concurso (con algunas excepciones de la vivienda habitual con hipoteca).
  3. Que sea un deudor de buena Fe y que no sea declarado culpable durante el concurso.
  4. Que no haya sido condenado por delitos socioeconómicos, patrimoniales o falsedad documental dentro de los 10 años anteriores a la declaración del concurso.
  5. No se tramitado Ley de la Segunda Oportunidad en los 10 años anteriores.
  6. No se ha rechazado una oferta de empleo considerada adecuada a las capacidades de la persona deudora durante los últimos 4 años.

¿Cómo acogerme a la ley de segunda oportunidad?

Presentando una solicitud en el Colegio Notarial o Registro Mercantil (los autónomos), donde se explica la situación de insolvencia, la situación personal y familiar, una relación bienes y deudas, los ingresos y gastos previstos, acompañados de numerosa documentación que se requiere para su tramitación.

¿Qué pasa cuando una persona se declara insolvente?

Cuando una persona se declara insolvente, puede solicitar la Ley de segunda oportunidad, y de forma inmediata deja de pagar sus deudas, a excepción de la hipoteca sobre su vivienda habitual, en caso de pretender quedarse con ella.

¿Qué hacer cuando no puedes pagar las deudas?

La mejor solución es acogerse a la Ley de segunda oportunidad, declarándose en situación de insolvencia, y presentando la solicitud de inicio del procedimiento. Y siempre es mejor asesorarse por un abogado especializado en Ley de segunda oportunidad, para revisar la situación y confirmar que es la mejor solución.

¿Cuánto tiempo dura la tramitación de la Ley de segunda oportunidad?

La Ley de segunda oportunidad suele durar entre 1 y 2 años, dependiendo de la existencia de bienes del deudor, vivienda habitual con hipoteca, deudas con Hacienda y la Seguridad Social, y Juzgado en el que se tramite (algunos son más lentos que otros).

Desde que se presenta la solicitud de acuerdo extrajudicial de pagos, en un plazo de 3 a 6 meses debería finalizar ese intento de acuerdo con los acreedores, con o sin acuerdo. Y en caso de no conseguir un acuerdo se presenta concurso consecutivo de acreedores en el Juzgado del domicilio del deudor. El proceso concursal puede durar entre medio año y 2 años.

¿Cuánto cuesta la Ley de segunda oportunidad?

El precio de la Ley de segunda oportunidad, depende de quién realice la solicitud y tramitación, y en el mercado hay propuesta diferentes con precios diferentes. La propuesta de Asesority, es una tramitación de la Ley de segunda oportunidad online, pagando una cuota mensual de 100 €, y con un precio total de 1.900 € (iva incluido).

¿Qué pasa con la vivienda habitual?

En caso de vivienda en propiedad con un préstamo hipotecario, aunque la ley establece que deben liquidarse todos los bienes, incluida la vivienda, las recientes sentencias están interpretando que puede no perderse la vivienda habitual si se cumplen dos requisitos:

  • Que el préstamo hipotecario se encuentre al día, sin cuotas pendientes.
  • Y que el valor de la vivienda sea igual o inferior a la cantidad pendiente de amortizar de la hipoteca.

¿Qué pasa con la deudas de Hacienda y la Seguridad Social?

Aunque la ley establece una límite de quita del 25% sobre las deudas con la Administración, entre las que se incluyen Hacienda y la Seguridad Social, hay sentencias que aumentan está quita hasta el 70%, ajustándose a los ingresos del deudor y su capacidad de pago, fijando cuota mensuales durante 5 años que puedan ser asumidas con los ingresos del deudor.

¿Qué tengo que hacer para iniciar la Ley de segunda oportunidad?

Cuéntanos tu situación, deudas pendientes, ingresos familiares, si vives de alquiler o tienes hipoteca sobre la vivienda. Con estos datos te asesoraremos y buscaremos la mejor solución para ti, sin tener que pagar nada. Resolveremos las dudas iniciales y cuanto lo tengas claro y siempre que sea viable, te enviaremos el contrato con las condiciones del servicio que podrás firmar online.

Después tendrás que conseguir toda la documentación personal necesaria, y nosotros prepararemos la solicitud de Ley de segunda oportunidad, explicando tu situación y con un presupuesto o propuesta inicial de ingresos y gastos para vivir sin el agobio e inseguridad de no poder pagar la deudas.

Otros post con información sobre Ley de segunda oportunidad: