Cómo evitar el acoso telefónico por deudas

El acoso telefónico por deudas es una práctica ilegal que se produce cuando las empresas de recobro llaman de forma continuada a los consumidores para exigir el pago de deudas pendientes.

¡Te explicamos qué es el acoso telefónico por deudas y cómo evitarlo! 😊

Cómo evitar el acoso telefónico por deudas

¿Qué es acoso telefónico por deudas?

Las llamadas telefónicas que requieren el pago de deuda es uno de los mecanismos más usados por entidades bancarias y empresas de recobro. Estas llamadas, cuando se producen de forma insistente y con actitud amenazante son consideradas acoso y, por tanto, constituyen un delito.

Llegados a este punto, es importante destacar que, aunque tengas deudas pendientes, los consumidores tienen derecho a ser tratados con respeto y no ser acosados por las empresas de recobro de deudas.

Con estas llamadas, las entidades bancarias, fondos buitre y empresas de recobro buscan infundir el miedo en el consumidor, pero la realidad es que se trata únicamente de una estrategia. Es muy importante conocer todos los trucos y métodos empleados por estas entidades para que la preocupación no se intensifique y puedas continuar con tu vida con normalidad.

¿Puedo denunciar el acoso telefónico por deudas?

Si, el acoso es un delito y el artículo 172 del Código Penal establece una pena de prisión o multa por acoso. Puedes denunciar a la entidad bancaria o empresa de recobro por acoso cuando:

  • Cuando se produzca una amenaza o humillación telefónicamente o a través de cualquier otro medio.
  • Cuando te manipulen a través de aplicaciones de mensajes (WhatsApp, sms, iMessage…).
  • Cuando vulneren la Ley de Protección de Datos y utilicen tus datos para causarte perjuicio.
  • Cuando el acoso se extiende a familiares o personas cercanas.

Aunque denunciar el acoso podría a evitar más llamadas, lo cierto es el procedimiento penal, puede ser largo y con un resultado incierto, por lo que no va a solucionar elm problema, ya que te seguirán reclamando el impago de la deuda.

Una buena solución, que es realmente eficaz si estás en situación de insolvencia y no puedes hacer frente a tus deudas, es aplicar la Ley de Segunda Oportunidad.

Amenazas que las entidades utilizan en las llamadas telefónicas

¿Alguna vez te han llamado para decirte que si no pagas tu deuda perderás tu casa? Si la respuesta es sí, entonces estás sufriendo acoso telefónico y no estás solo. Son muchos los consumidores que reciben acoso telefónico para que paguen una deuda que en realidad no pueden hacer frente.

Estas llamadas telefónicas están protagonizadas por amenazas y humillaciones pero… ¡Tranquilo, esto es solo una estrategia! No debes creerte nada de lo que te dicen, mienten y sólo quieren asustar.

A continuación te contamos algunas de las amenazas que suelen emplear las entidades bancarias o empresas de recobro como Gescobro, Cobralia, EOS, etc. son:

🔴 Te amenazan con quedarse con tu sueldo. Ni las empresas de recobro ni las entidades de financiación privada pueden acceder a tus cuentas para quedarse con tu sueldo, eso solo puede hacerlo un juez con una sentencia. Si esto sucede, debes saber que no podrán quitarte la parte correspondiente al Salario Mínimo Profesional y que sólo un abogado experto podrá informarte de tu situación real.

🔴 Te amenazan con quitarte tu casa. De igual forma que pasa con el sueldo, tu casa no podrán quitártela a menos que un juez lo decida. Si esto ocurre, es importante contar con un buen asesoramiento legal que te ayude a librarte de las deudas con la Ley de Segunda Oportunidad.

🔴 Anuncian que eres moroso. Si envían correos electrónicos, cartas o notas a tus familiares anunciando que eres moroso están atentando contra tu dignidad y el derecho de honor de las personas. Además, estas entidades estarían infringiendo la Ley de Protección de Datos.

🔴 Te amenazan con ir a la cárcel. Es una mentira, el Código Penal español no recoge la prisión por impago de deudas.

🔴 Hacen que la policía vaya a tu casa. No te asustes, si no puedes pagar tus deudas la policía no va a hacerte nada, como hemos dicho, la presión por impago de deudas no existe en España.

🔴 Te amenazan con pagar más. La realidad es que no tendrás que pagar más de lo que te corresponde. Este tipo de entidades bancarias usan cláusulas abusivas e intereses usuarios que pueden reclamarse tanto en tarjetas cómo en microcréditos. De esta forma, puedes anular el contrato de la tarjeta o préstamo y recuperar todo el dinero pagado injustamente.

Lo cierto es que estas amenazas, son para que te entre el miedo y pagues la deuda o al menos una parte de ella. Pero nunca te va a ayudar a solucionar el problema, ya que no están pensando en ti, sólo les preocupa cobrar.

¿Cómo puedo poner fin a las llamadas por deudas?

Lo más importante a tener en cuenta es que no debes pagar nada, si no puedes, si no estás de acuerdo con la deuda, o si te están cobrando intereses abusivos, en estos caso np pagues nada hasta que un juez lo decida. Es su probable que con sigas reducir la deuda, al eliminar intereses usurarios y comisiones abusivas, o incluso anular deudas que no se justifican correctamente o están prescritas.

Desde nuestra experiencia sabemos que la única forma de acabar con los problemas de endeudamiento y poder empezar otra vez de cero con un plan de pagos o exoneración, aplicando la Ley de Segunda Oportunidad. Para ello, lo mejor es contar con un buen asesoramiento legal y, en Asesority, puedes consultar tu caso de forma completamente gratuita y sin compromiso.

Con respecto al acoso telefónico por deudas, queremos dar un mensaje de tranquilidad a todos los afectados, con algunas soluciones que te proponemos para poner fin al acoso telefónico por deudas:

1️⃣ Contesta la primera llamada, escucha lo que te reclaman. Si estás de acuerdo paga o propón un pago aplazado que puedas hacer frente, o pide explicaciones y que te envíen documentos que justifiquen la deuda para revisar si tienes que pagarla.

2️⃣ Contesta la siguientes llamadas, diciendo, en caso de no estar conforme con la deuda, o no poder pagarla: «No voy a pagar nada hasta que lo diga un Juzgado, por mucho que me llamen, no voy a pagar».

3️⃣ Después, no respondas a más llamadas. Te recomendamos que si conoces de antemano el número de las entidades o empresas de cobranza no lo cojas. Si sigues contestando a las llamadas, no sólo no acabarán nunca, sino que por el tipo de sof,tware que utilizan tendrás cada vez una calificación mayor y estarás más arriba en la lista. Por tanto, para que tu calificación baje y evitar el acoso telefónico, lo mejor es no contestar.

4️⃣ Bloquea las llamadas. Para que las empresas de recobro, no se pongan en contacto más contigo, te recomendamos que bloquees las llamadas. Esto puede hacerse directamente accediendo al contacto en tu agenda móvil o bien a través de aplicaciones específicas.

5️⃣ Inscribirte en la lista Robinson. La lista Robinson es una lista de exclusión publicitaria y permite a los consumidores españoles inscribirse de forma gratuita para evitar recibir publicidad no deseada por teléfono.

6️⃣ Cancela tus datos en la entidad que te está acosando. Puedes solicitar por escrito a la entidad, la modificación de los datos de tu línea telefónica o la cancelación. En caso de negarse, hay que denunciarlo en la Agencia Española de Protección de datos.

7️⃣ Denunciar el acoso en la Policía. Detallando lo mejor posible todo ocurrido, las llamadas recibidas por día y hora, adjuntando resumen de llamadas de la factura. Pero ten en cuenta que la denuncia es un proceso lento y con resultado incierto.

8️⃣ Busca otras opciones para cancelar la deuda que te reclaman. Como puede ser solicitar la Ley de segunda oportunidad, reclamar la usura de intereses de tarjetas revolving, préstamos o microcréditos, oponerse a monitorios que recibas del banco o fondo al que cedieron la deuda. En muchas ocasiones estás son la mejores opciones para cancelar las deudas y evitar el acoso telefónico.

La mejor solución para saldar tu deuda y acabar con el acoso telefónico

El acoso telefónico por deudas es solamente una consecuencia del impago de la misma. La mejor forma de librarse de las llamadas telefónicas es también librarse de la deuda.

Probablemente no sepas como has llegado a esta situación de endeudamiento pero la realidad es que no sólo te ocurre a ti, sino que muchos consumidores ya han pasado por ello o lo están haciendo. La mejor solución para acabar con los problemas de endeudamiento es acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, que te permitirá empezar de cero, sin deuda y sin llamadas de acoso.

Y reclaman siempre las deudas que tengas de tarjetas revolving, préstamos o microcréditos, ya que se puedes recuperar los intereses cobrados indebidamente y cancelar las deudas.

Desde Asesority te recomendamos que no pagues nada hasta que un juez así lo decida, porque probablemente en tu contrato de tarjeta o microcrédito te estén aplicando cláusulas abusivas e intereses usuarios. Si pagas estarás pagando más de lo que realmente debes. Consulta tu caso con nosotros y asesórate bien.

Consulta gratuita a un abogado especializado

Si buscas un abogado experto en derecho bancario, podemos ayudarte.
Consulta gratis online a un abogado, y resuelve tus dudas de abusos bancarios.