Trámites de la herencia ¿Qué hay que hacer?

Con el fallecimiento de un ser querido surge el problema de los tramites de la herencia. ¿Qué debemos hacer para iniciar la tramitación de la sucesión? A continuación se detallan, con carácter genérico, los pasos a seguir para su gestión:

  1. Lo primero que hay que hacer es solicitar el Certificado de defunción en el Registro Civil del lugar donde ocurrió la defunción.
  2. Para saber si el fallecido ha otorgado o no testamento, habrá que solicitar, una vez transcurrido quince días hábiles a partir de la fecha de defunción, el Certificado del Registro General de Actos de Última voluntad, al Ministerio de Justicia mediante la presentación de un impreso oficial, acompañado del certificado de defunción.
  3. Si hay testamento, la herencia será Testamentaria y los bienes y derechos se trasmitirán del modo en que el fallecido hubiese dispuesto en el testamento. Para poder disponer de los bienes y derechos del causante los herederos testamentarios deberán solicitar una copia autorizada del testamento al Notario que la otorgó.
  4. Si no hay testamento, habrá que obtener una declaración de herederos legales (ab intestato) que se otorga  ante el notario (cuando el fallecido haya dejado cónyuge viudo, descendientes o ascendientes)  o el juez de Primera Instancia (para los demás herederos).
  5. Determinados los herederos, deberá hacerse un inventario de los bienes y las deudas del difunto.
  6. A continuación, deberá procederse a la aceptación y adjudicación de los bienes. Si son inmuebles, se hará por medio de escritura pública notarial; en los demás casos podrá hacerse mediante documento privado.
  7. Ya por último, como trámites de la herencia y siempre en el plazo máximo de seis meses desde el fallecimiento, habrá que liquidar el impuesto de sucesiones. A la hora de liquidar el impuesto, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Al caudal hereditario se le aplicarán las reducciones que correspondan, de carácter subjetivo (como son las de parentesco, discapacidad), o de carácter objetivo (como la adquisición de vivienda habitual, bienes y derechos afectos a una actividad económica, explotaciones agrarias).
  • Al resultado obtenido, se aplicará la siguiente escala de gravamen (de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto Legislativo 1/2011, de 28 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de tributos cedidos por el Estado)
  • Una vez obtenida la cuota íntegra, aplicaremos el coeficiente multiplicador, en función del patrimonio preexistente del contribuyente y del grupo, según el grado de parentesco.
  • Finalmente, para obtener la cuota tributaria a ingresar, restaremos las deducciones y bonificaciones (como las adquisiciones mortis causa por sujetos pasivos del grupo I y la deducción por parentesco).

8. Liquidado el impuesto se puede tomar posesión de lo que corresponde a cada heredero.

Tipo aplicable del Impuesto de Sucesiones, varia dependiendo de la base liquidable y del parentesco, así, para los descendientes y adoptados, cónyuges y ascendientes, el tipo será progresivo entre el 5% y el 18%; y para los colaterales,  ascendientes y descendientes por afinidad y extraños, el tipo será de entre 7,65% y 34%.

Yolanda Fernández Fernández. Abogada
David Alfaya Massó. Abogado