Los gallegos estamos cansados de pagar a AUDASA los peajes y mucho más después de sufrir retenciones kilométricas, sin señalizar y negándose a abrir las barreras de los peajes.

EN CASO DE RETENCIÓN NO PAGAR EL PEAJE.