La Audiencia Provincial de Pontevedra, en sentencia del 9 de abril de 2014, desestima los efectos retroactivos de la cláusula de suelo de una hipoteca de NCG Banco, fundamentándolo entre otros, en:

“Tratándose de la nulidad de una cláusula suelo por falta de transparencia, el art. 1303 CC no actúa automáticamente, ni, en consecuencia, la xcx ccc. I. C. Cc de
nulidad despliega todos sus efectos con carácter retroactivo al momento de perfección del contrato, puesto que no se trata de restituir el estado de cosas a la situación primitiva, sino de expulsar la cláusula del contrato y tenerla por no puesta, que es lo que ordenan tanto el art. 83 del texto refundido de
la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios como el art. 6 de la Directiva 93/13/CEE, de forma que en estos casos la regla de la retroactividad deberá ser modulada en atención a la estructura de la eficacia contractual ya desplegada”

“Es cierto que el art. 1.6 CC exige que la doctrina sea reiterada, es decir, que provenga de dos o más sentencias. Pero ya se ha analizado que la graduación de los efectos de la declaración anulatoria en función de la modalidad negocial, la causa u motivo determinante de la nulidad o del conjunto de principios generales que informan el ordenamiento jurídico y las circunstancias en cada caso concurrentes, no es algo nuevo, sino que se enmarca en una consolidada línea
jurisprudencial”.

Con esta sentencia y la de hace unos días de la AP de Ourense, parece claro que en Galicia no se devolverá el dinero pagado como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo en la hipoteca, en especial las de NCG Banco que fueron declaradas nulas por el Tribunal Supremo el 9 de mayo de 2013, y que afecta a tantos gallegos, por ser esta entidad el resultado de la fusión de Caixanova y CaixaGalicia.

Sentencia AP Pontevedra 9 de abril de 2014 no retroactividad cláusula suelo hipoteca

David Alfaya Massó. Abogado