Participaciones Preferentes: Aún estás a tiempo de recuperar tu dinero.

Aunque ya han pasado muchos meses desde que se inició la lucha contra las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, la problemática de estos productos bancarios sigue siendo un tema de actualidad. Y ello a pesar de que muchos de los afectados que en su día contrataron preferentes y subordinadas ya han recuperado el dinero que depositaron inicialmente. La justicia, después de varios meses de espera, les ha dado la razón. Según las últimas estadísticas, los bancos (Novagalicia Banco, Bankia y Catalunya Caixa) sólo ganan aproximadamente un 5% de los juicios de preferentes. Además, se han alcanzado acuerdos con la entidad bancaria tras la presentación de demanda, en otros muchos casos.

No obstante, y a pesar de los datos que se manejan, existen aún muchos afectados que, por el miedo a enfrentarse ante una entidad bancaria, el hecho de soportar un largo proceso judicial y los gastos económicos que se puedan derivar (honorarios de abogado y procurador, costas judiciales y tasas), aún no han tomado la decisión de presentar demanda.

Llegados a este punto, es primordial tener en cuenta que todavía se está a tiempo de recuperar el dinero invertido, y que la justicia es, a día de hoy, la única vía posible para hacerlo. En el caso concreto de Novagalicia Banco, el presidente de Banesco y nuevo dueño de NCG Banco, Juan Carlos Escotet, anunció el pasado mes de diciembre que en un plazo de 90 días resolvería el problema de las preferentes y subordinadas. Plazo que ya ha finalizado y todavía no hay respuesta por parte de la entidad, provocando una nueva decepción en los afectados que continúan esperando una solución que tarda en llegar. Esto evidencia que sólo acudiendo a los tribunales y solicitando la nulidad del contrato suscrito se podrá recuperar el capital depositado en estos productos.

Desde nuestra experiencia en el despacho, y los procedimientos ganados, aconsejamos a todos los afectados por estas malas prácticas bancarias que todavía no hayan acudido a la justicia, que tienen muchas posibilidades de que la demanda prospere en los tribunales, y con una previsible condena en costas a la parte contraria, lo que significa, que será el banco quien asuma los honorarios de abogado y procurador y las tasas judiciales. En nuestro despacho, para demandar sólo es necesario el pago de tasas, sin necesidad de provisión de fondos a abogado y procurador.

Hay que luchar hasta el final y no decaer en este largo camino. La meta no puede ser otra que recuperar la totalidad del dinero invertido, porque a fin de cuentas, lo que se pretende no es más que reclamar lo que legítimamente le corresponde a los preferentistas y que en su día les fue arrebatado por medio de engaño, al ocultar o no dar información suficiente en la comercialización de los productos.

Asesority