FOGASA
El artículo 33.8 del Estatuto de los trabajadores establece que, en los contratos de carácter indefinido celebrados por empresas de menos de veinticinco trabajadores, cuando el contrato se extinga por las causas previstas en los artículos 51 y 52 de esta Ley o en el artículo 64 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, el Fondo de Garantía Salarial abonará al trabajador una parte de la indemnización en cantidad equivalente a ocho días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los periodos de tiempo inferiores al año. No responderá el Fondo de cuantía indemnizatoria alguna en los supuestos de decisiones extintivas improcedentes, estando a cargo del empresario, en tales casos, el pago íntegro de la indemnización.

Resumiendo en empresas de menos de 25 trabajadores, en caso de despido colectivo u objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, el empresario debe poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega de la carta de despido, una indemnización de 12 días por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades, y el FOGASA abonará directamente al trabajador los 8 días restantes, es decir el empresario paga un 60% de la indemnización y FOGASA un 40%.

El artículo 53.1.b ET habla de 20 días por año de servicio, pero debe ponerse en relación con la redacción del artículo 33.8 ET dada por la Ley 3/2012, de 6 de julio, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral (BOE 7/07/12) y con vigencia desde el 8 julio 2012, será de sólo 12 días; y así lo a confirmado el Tribunal Supremo mediante sentencias del 4, 13 y 27 de marzo de 2013.

Eso sí la empresa debe asegurarse de que el 40% que va a cobrar el trabajador de FOGASA no supere los límites previstos, ya que el despido podría ser considerado improcedente por incumplir los requisitos formales, al existir un error inexcusable en el cálculo de la indemnización.

El trabajador una vez recibida la carta de despido, debe proceder a solicitar al FOGASA, el 40% de indemnización restante, y esperar más de un año para cobrar. FOGASA está en quiebra técnica ya que tiene que cada año tiene que realizar pagos superiores a la partida presupuestaria del ejercicio.

David Alfaya Massó. Abogado