20131030-234627.jpg
El Juzgado de lo Mercantil de Pontevedra número 3 con sede en Vigo se pronunciará en los próximos días sobre los efectos retroactivos de la nulidad de la cláusula suelo de hipoteca de NCG Banco S.A. Así lo ha decidido el magistrado tras dictar un Auto de fecha 25 de octubre a medio del cual deniega la excepción de cosa juzgada alegada por el banco, que pretendía que la ya conocida sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013, proyectara sus efectos sobre el procedimiento del Juzgado de Vigo.

Mediante demanda se pedía la nulidad de la cláusula de suelo de dos hipotecas de Caixanova (ahora Novagalicia Banco) y la devolución de más de 26.000 euros pagados como consecuencia de fijar un suelo en las hipotecas del 4,25%, pero como hecho nuevo posterior a la demanda y como consecuencia de la sentencia del Supremo, NCG Banco acordó eliminar la cláusula de suelo de todas sus hipotecas con efectos 9 de mayo.

El pasado 16 de octubre celebro la audiencia previa, en la cual una vez alegados estos hechos nuevos por las partes, se reduce la cuestión a otra de interés estrictamente jurídico como es, si las consecuencias de la nulidad abarcan la restitución o no de las cantidades satisfechas en virtud de la cláusula cuya nulidad ha sido asumida por la parte demandada como consecuencia de la sentencia del Tribunal Supremo.

Si finalmente la sentencia es estimatoria, podría dar lugar a demandas de cientos o miles de clientes de Novagalicia Banco, para recuperar lo que pagaron en exceso por tener esa cláusula de suelo en sus hipotecas, que no les permitieron reducir la cuota mensual, desde que el 2009 el Euribor bajó de forma consecutiva a mínimos históricos.

David Alfaya Masso
Abogado