El Tribunal Supremo anula por abusiva la cláusula suelo del Banco Popular

La sentencia del Tribunal Supremo del 23 de diciembre de 2015, aprecia la nulidad, por abusiva, de la cláusula suelo del Banco Popular, incluida en todos sus préstamos hipotecarios, por no reunir las exigencias de transparencia aplicables, conforme a la doctrina de la Sala, es decir sentencia del 9 de mayo de 2013 y sentencia del 25 de marzo de 2015. Además reitera la nulidad de la cláusula suelo del BBVA.

En esta misma sentencia se declaran también abusivas y por tanto nulas, las cláusulas del vencimiento anticipado, por la que ante el impago de una sola cuota la entidad bancaria podía exigir anticipadamente la devolución de la totalidad del préstamo; las cláusulas que imponen al consumidor todos los costes derivados del contrato de préstamo (Notario, tributos,…), y las que imponen el pago de los gastos per-procesales, procesales y honorarios de abogado y procurador para los casos de incumplimiento en el pago de cuotas.

Tras esta sentencia el Banco Popular debe dejar de aplicar la cláusula suelo en sus prestamos hipotecarios con consumidores, con la consiguiente bajada de la cuota mensual a pagar; al eliminar el mínimo aplicable y cuando en estos momentos el Euribor se sitúa en mínimos históricos, muy próximos a cero.

Aunque quedan preguntas pendientes, que se irán aclarando, pero está claro que esta sentencia es un gran avance en la defensa de los consumidores hipotecarios y confirma que el Supremo entiende que las cláusulas suelo son abusivas y nulas, aunque nos las intentasen colar entidades como ABANCA, BBVA, CAJAMAR, BANCO POPULAR, LA CAIXA y CAJA ESPAÑA-BANCO CEISS

¿Afecta esta sentencia al Grupo Banco Popular, es decir también a Banco Pastor y Targobank? ¿Devolverán el dinero cobrado en exceso por aplicación de la cláusula suelo desde el 9 de mayo del 2013, conforme a criterio del Tribunal Supremo?

Pronto tendremos las respuestas, pero probablemente tendremos que acudir a la vía judicial para recuperar el dinero. No podemos esperar mucho de un banco, que no ceso en su empeño de aplicar la cláusula suelo, y cobrar injustamente unos intereses, declarados nulos para otras entidades y con innumerables reclamaciones y demandas de sus clientes.

Y seguimos a la espera de la sentencia del Tribunal de Justicia de Unión Europea, que aclarará si los efectos retroactivos son desde el principio de la hipoteca o sólo desde el 9 de mayo de 2013 como lo entendió el Tribunal Supremo.

David Alfaya Massó. Abogado Asesority

Reclamación cláusula suelo hipoteca

Cláusula suelo y retroactividad