20130914-001207.jpg

Noticias sobre arbitraje judicial en los medios de comunicación de los últimos día, creando una enorme confusión y desconcierto.

12/9/13.NCG acepta el arbitraje judicial para devolver el dinero de las preferentes sin llegar a juicio. Faro de Vigo

NCG acepta activar el arbitraje para afectados de preferentes. Faro de Vigo.

NCG acepta activar el arbitraje para preferentes en el ámbito judicial. Europapress.

14/09/13. La conciliación judicial arrancará en octubre y los preferentistas no pagarán tasas ni costas. Faro de Vigo.

La conciliación previa por las preferentes será gratis. La Voz de Galicia.

Con las noticias de los medios de comunicación, no tenemos claro si el arbitraje judicial propuesto por NCG Banco, en realidad se trata de una conciliación judicial, Arts. 460 y siguientes de LEC de 18810; antes de promover un juicio, podrá intentarse la conciliación ante el Secretario judicial del Juzgado de Primera Instancia o ante el Juez de Paz competentes; o bien un allanamiento a la demanda (art. 21 LEC), es decir aceptar lo reclamado o simplemente la posibilidad de acuerdo entre las partes como forma de finalizar el proceso por satisfacción extraprocesal (Art. 22 LEC); en estos dos últimos casos, tras presentar demanda y pagar tasas judiciales.

Nota de prensa de NCG Banco S.A.

En la nota de prensa de NCG Banco, dejan claro que propondrán acuerdos judiciales a los clientes, que tras presentar demanda aporten documentación que justifiquen que su perfil y circunstancias no eran las adecuadas para adquirir participaciones preferentes u obligaciones subordinadas de las antiguas cajas. Por lo que poco cambia la cosa, simplemente NCG Banco en defensa de sus intereses intentará evitar la conde en costas, en los casos más claros de comercialización inadecuada, y todo ello al amparo de “más vale un mal arreglo que un buen pleito”.

Hay que tener cuidado, no confiarse y asesorarse bien, sobre todo con los antecedentes de esta entidad y sus predecesoras en relación con la falta de ética y empatía con sus clientes a la hora de comercializar estos productos.

David Alfaya Massó. Abogado