20130922-145717.jpg

El sector de las asesorías y despachos profesionales esta inmerso en un continuo proceso de cambio, gracias a las nuevas tecnologías pueden ser más eficientes, lo que debería traducirse en mayor rentabilidad para el despacho y menor previo para el cliente.

Una de las opciones más simples para eliminar el papel y el intercambio de carpetas entre la asesoría y el cliente, es utilizar una hoja de Excel para introducir los datos básicos de las facturas recibidas o emitidas y enviar este archivo al asesor. Importar los datos de una hoja de Excel al programa de contabilidad es una operación sencilla y en apenas 10 minutos se puede contabilizar todas las facturas del mes o trimestre.
La consecuencia es evidente, reducción de horas de trabajo del asesor, que se traduce en reducción de la factura mensual de asesoría, y poder dedicar más tiempo a tareas reales de asesoramiento.

Con este sistema la asesoría contable-fiscal de una micro PYME podría tener un coste de 60 euros, siempre que lo complementemos con la importación de la norma 43 con los movimientos bancarios; archivo que se descarga desde la banca electrónica de cualquier entidad.
Un sistema similar se puede utilizar para altas y bajas de trabajadores, y todo lo relacionado con la asesoría laboral, mejorando la eficiencia y evitando errores.

El siguiente paso es utilizar un sistema de intercambio de archivos, para que asesor y cliente puedan acceder a la documentación de la empresa, balances, impuestos, nóminas, informes; de modo que la información esté siempre disponible media una conexión a internet. Su utilidad como medio de Intercambio de documentación, gestor documental y copia de seguridad de los documentos lo convierten en algo imprescindible para cualquier empresa.

David Alfaya.
Socio Director Asesority